Nombre

Estaba en un taxi viajando y hablando con el conductor de temas triviales cuando cruza la calle una chica transexual. Él baja la ventanilla y le grita “Gato”. Después vuelve a subir la ventanilla y sigue hablando conmigo como si nada. La chica siguió caminando, se debe de haber percatado de que el grito era para ella, pero no le dio importancia. Yo tenía trece años en ese entonces y no supe qué decirle. Pero me arrepiento de no haberle dicho que creía que lo que había hecho era una falta de respeto.

María

Una vez un amigo me dijo como un cumplido que yo era práctica como un hombre. Yo no lo interpreté del mismo modo y se lo hice saber.

Constanza

Tenia 20 años cuando volvia caminando a mi casa a la noche y un hombre en moto se subio a la vereda, me tiro la moto para acorralarme y poder tocarme. Todo esto frente a la garita de seguridad de un edificio de donde nadie salio a ayudarme ni decir nada. Unos años antes, cuando tenia unos 19 años, tambien volviendo a mi casa, se me acerco un hombre borracho y me empezo a hablar, me dio mucho miedo su actitud así que decidi quedarme calmada y tranquila y evitar provocarlo de cualquier manera. No sirvio de mucho ya que tambien me acorralo contra la pared e intento tocarme, por suerte pude salir corriendo. Y estos fueron los ataques mas violentos que sufri por parte de desconocidos. Pero cada día tener que soportar que esten diciendote lo que sea juzgando tu apariencia y la forma en que te ves haciendo comentarios totalmente desagradables es enfermante.

Anne

Soy alemana, pero eso pasó en Chile. Llevaba medio ano estudiando en Chile, Valpo. No pasó ni una día en que no me gritaban en la calle. A veces eran “complimentos”, muchas veces eran cosas más directas, sobre ciertos partes de mi cuerpo. Aún peor eran los hombres que simplemente se callaban cuando me veían, me miraban y a veces me seguían. Para estar claro: Eso no pasó por la noche. Pasó por el día, en lugares donde estaba mucha gente. Algunos me gritaban, algunos me amenazaran, y eso pasó cada día por seis meses.

E.

Tengo 16 años y voy a una escuela semi privada en La Plata. Hace ya unos meses estamos intentando, con mis compañeras, de que el uniforme del colegio cambie del actual pantalón de buso a una pollera, porque todas acordamos en que nos gusta más. El colegio no nos deja hacerlo, porque anteriormente, cuando el uniforme tenía pollera, las chicas se la levantaban demasiado y en las escaleras los chicos y los PROFESORES estaban tentados a mirarlas. Y no es solo esto, sino que le planteamos a la profesora encargada de nuestro curso lo que queríamos hacer, y lo que dijo que “no les van a dejar cambiar el uniforme. Entiendan que los chicos no son de madera”. La verdad, me parece increíble que este sea el ejemplo que nos dan. Nos están diciendo que es nuestra culpa si un chico o un profesor (repito: pro. fe. sor. Persona adulta que no tiene porque sentirse atraído hacia menores!!) nos espía debajo de la falda. Están sexualizando nuestro cuerpo y ni siquiera tenemos 18 años. Les están diciendo a los chicos que por ser varones tienen el derecho a mirar y espiar a una chica si está “mostrando mucha piel”. Estoy harta de que me traten como un par de piernas y un culo. No es raro, viniendo de una escuela católica. Pero me hace sentir mal y debería incomodarle a todos. Sin embargo, el comentario de esa profesora pasó desapercibido y a mí me toman como la loca feminista. Bien ahí, sociedad.

Nombre

Mi padre me dijo que si quiero ser exitosa que me cuide porque no cualquier hombre toleraria que yo gane dinero.

C

Argentina. Todos los nenes de 13 años van por el boliche tocando a las nenas.

Carlos

Cuando mis amigos narraron la historia de una adolescente de 15 años “violada” (usaron este verbo) cuando estaba borracha por cuatro varones (algunos mayores de edad) uno dijo la siguiente aberración: “Dime quién era la chica para decirle a mi hermano que no se acerque”. No se le reprochó la acción al varón y se insinuó que era “puta”. El patriarcado los ha podrido a todos. Y algunos porque quieren.

Cristal

Hoy nos pasaron el anuncio de que mi colegio organizaba un evento para recaudar fondos y hacer una especie de fiesta a fin de año, o irnos de viaje. El evento consistía en ¨campeonatos¨ de varios juegos y deportes para las cuales teníamos que pagar la inscripción. Los juegos eran; Ajedrez, volleyball, fútbol cinco, poker, ping pong y algún otro que no recuerdo. Pero como siempre, no faltó quien dijo ¨Ay, pero esos deportes son tan como…como de Varón D:¨ UGH, URUGUAY PLS

Nombre

Un día iba caminando a la escuela para tener mi clase de educación física, cuando escuché que una bicicleta se detuvo en la calle junto a mi y un hombre me llamó desde ella. Pensé que querría direcciones o algo, así que me detuvo y lo miré; entonces vi que tenia su cremallera baja y su pene en una de sus manos. De repente empezó a sacudirlo y me gritó ¨¿Te parece grande?¨ antes de volver a subirse la cremallera y irse en su bicicleta riendo. El acosa desde hace años a muchas chicas y mujeres de mi barrio, deecho, recuerdo una vez en que empezó a seguirnos a mi y a mi madre en su bicicleta cuando volviamos del supermercado, gritándole cosas a ella. An pasado años y el aun sigue como si nada.