Mariana

Mi padre un día me dijo: “Tú estas hecha para que te den”.