Alejandra

Mi papá, un hombre que consideraba educado y que nos empoderaba a sus hijas, ejerce violencia financiera contra mi mamá. Ella dejó de trabajar hace muchos años, por decisión mutua según dicen, para atender la casa. Ahora, le castiga cantidades de dinero si se enoja o si está inconforme con algo de la casa, sabiendo que mi mamá no tiene otra entrada de dinero. Además le dice que si tanto se preocupa porque no se pone a hacer algo más aparte de la casa. Esta situación me pone muy triste, porque no había percibido hassa que punto lo tenemos internalizado el machismo.