Verónica

Hay tanto sexismo en la sociedad mexicana, que es muy difícil abarcar todas las experiencias y situaciones donde se presenta. En la vida cotidiana, lamentablemente me he visto confrontada con escenas de celos, controles de las redes sociales, comentarios machistas, y una total intolerancia de mi pareja a mis reclamos. Es decir, que mis reclamos no han servido jamas para que la contraparte piense en la violencia que ejerce, sino que para reforzarla: pues yo me transformo en la loca, histérica, a la que algo le pasa… Tambien me siento en condicion de rehen, con un hombre que sale al trabajar y considera que yo debo quedarme en la casa a cuidar niños, y que hacer algun curso es suficiente, pues para algo soy mujer. Lo mas angustiante es que una mujer con niños pequeños y sin apoyo social ni economico la encuentra muy dificil para poder irse facilmente, pues no hay condiciones de apoyo para mujeres solas con hijos. Ojala en este pais las cosas cambien algun dia para que alejarnos de los carceleros machistas que oprimen a las mujeres no sea tan dificil y lento para las mujeres que se encuentran en estas condiciones.

Macarena

Mi ex decidió terminar la relación después de un año alegando que no podía con mi pasado por el hecho de haber tenido aventuras después de un divorcio. Yo no quería relaciones formales saliendo de un mal matrimonio. Los hombres sí pueden tener historias aún estando casados. Engañar y ser infieles es de machos alfa. Ser soltera y disfrutar de tu sexualidad te hace puta. Mexico país de machos donde a la mujer para ser valorada, más le vale ser intachable y reprimida, a libre e íntegra.

Mariana

Hay tanto que no se por donde empezar. El sexismo se ha presentado en mi vida desde que era una niña. De niña a mi me gustaba jugar con carritos, legos, todo lo que involucrara una pelota, trepar arboles, bardas, lo que fuera. Cada vez que jugaba con mi hermana y primas a la “casita” yo siempre era el “papá” que iba a trabajar, etc. Por esto mismo para mis abuelas y tías siempre fui una “machetona”, termino que no entendí hasta ya grande, pero que sin embargo se sentía como un insulto y desaprobación de niña. Cuando llego el tiempo de escoger que estudiar para la universidad, muchas ideas fueron descartadas porque eran “carreras para hombres”. En mi casa mi mamá es maestra de primaria y el consejo tanto de ella como de mi papá era: “estudia para maestra, para que cuando te cases tengas tiempo de cuidar a tus hijos”. Como ingeniera siempre he recibido comentarios sobre lo raro que es ver a una ingeniera bonita ¿que tiene eso que ver con el grado académico? O comentarios mientras trabajo de “¿Porque tan seria? ¿Estas enojada? ¿Porque no sonríes?” jamas he escuchado que le pregunten algo así a mis compañeros, estoy concentrada trabajando y no puedo estar riéndome. Obviamente en mi casa, la cual yo consideraba libre de los peligros del machismo, esta llena de ellos. Las diferencias que se hicieron entre mi hermana y yo con mi hermano son exuberantes. A mi hermana y a mi siempre nos toco ayudar con la limpieza de la casa y se nos enseño a cocinar, no podíamos llegar tarde, tomar alcohol o salir con amigos, porque estaba mal, en el mejor de los casos recibíamos comentarios como “las niñas bien no hacen eso” o el contrario “solo las niñas mal andan a esas horas en la calle” o hasta llegar a insultos. Cuando mi hermano tuvo edad de salir, los mismos comportamientos por los cuales a nosotras nos regañaban fueron aplaudidos. Siempre he tenido muchos amigos hombres, me llevo muy bien con los hombres y su forma de digerir el que yo sea mujer y que tengamos gustos similares o que podamos tener conversaciones abiertas y divertirnos siempre ha sido “es que tu eres como un hombrecito”. Hasta ahora que he estado leyendo los posts de esta pagina, vengo cayendo en cuenta que es un tipo de sexismo super arraigado, tanto que no me había dado cuenta. A mi novio y a mi nos gusta mucho tener conversaciones sobre el sexismo y el machismo en nuestra cultura y en el mundo, y nos hemos ido dando cuenta de pequeñas cosas tan comunes que no nos damos cuenta que detrás de eso esta escondido el sexismo. ej. un día después del trabajo tuve una reunión con mis compañeros, en la cual me tome unas cervezas, cuando llegue al departamento (vivimos juntos) me hizo el comentario de: “pareces el esposo borracho que llega a su casa”. El comentario era inofensivo y en broma y sin embargo, me hizo sentir pena y culpabilidad. Durante la mañana siguiente estuve tratando de descifrar mis sentimientos, hasta que llegue a la conclusión, de acuerdo al comentario mi comportamiento era de un hombre y no de una mujer, lo platique con mi novio y el lo hizo entre broma y reclamo sin pensarlo mas allá, pero estuvo de acuerdo conmigo, el comentario estaba cargado con machismo o sexismo. Otro ejemplo que puede ser muy “normal” es el fútbol. Hace unos meses fui al estadio a ver un juego, la FIFA se percato del grito de “puto” que pues es un insulto para el portero y que recae en homofobia. Sin embargo estando ahí, escuchando los cantos o porras, me percate que todo es un insulto al jugador porque parece mujer, obviamente todas estas porras están llenas de misoginia. ej. “que lo vengan a ver, que lo vengan a ver, ese no es un portero es una PUTA DE CABARET” o “El que no salte es un puto maricón”. Esas son las que recuerdo, pero es realmente preocupante, es algo tan interiorizado que para todos, incluyendo mujeres, no tiene importancia. Pero tendríamos que recordar que lo que pensamos se convierte en palabras y las palabras en acciones. En fin, todo esto sin entrar en detalles de experiencias de acoso sexual y acoso en la calle, que como muchos otros posts un simple hola en la calle de un desconocido, con el tono lascivo, lo he recordado por días y cada vez que se recuerda produce un cierto malestar físico y emocional. Al menos creo que al ser cada vez mas consciente de esto, el sentimiento de culpa, pena y hasta de asco se empieza a desvanecer y empiezo cada vez mas a poder platicarlo con amigos y familia, y creo que así, teniendo conversaciones abiertas sobre el tema, podemos todos tomar consciencia de que el sexismo no es algo que aporte a nuestra vida, sino todo lo contrario, la llevamos de perder todos.

Mónica

En el metro de la Ciudad de México: Ha sido tal el acoso sexual de usuarios hombres a mujeres de todas las edades que, gracias a la fuerte presión pública de muchas mujeres, el gobierno ha asignado dos vagones para uso exclusivo de ellas. Sin embargo, hay muchos hombres que no respetan estos vagones y ocupan estos espacios que no les corresponden. Su actitud es de soberbia, impunidad, altanería e indiferencia ¿Somos nosotras las mujeres las que tenemos que pedir a estos hombres que se salgan, sacarlos, expulsarlos de nuestro espacio (con el riesgo que ello implica)? ¿Donde están los vigilantes y policías cuando se les necesita?

Marcela

En una empresa cuando se saluda al jefe solo a las mujeres se les pide a veces, que dieran vueltica completa en la oficina del jefe ! Me pregunto porque a los hombres jamás !

A

De niña mi madre no me dejaba jugar con mis hermanos después de comer. Mientras a ellos les tocaba jugar, a mi me tocaba ayudar a lavar los platos, limpiar, recoger y todo ‘por mi futuro’. Ellos me miraban resignados en ese entonces pero ahora no cocinan ni un huevo. En mi juventud, por tener amigos hombres mi madre me insinuó varias veces que me tachaba de puta. Me pedía que me pusiera en los zapatos de mi novio e imaginara que pensaba de mi por tener amigos hombres. Alguna vez por salir con algún amigo sin mi novio, ella me preguntó si resultaba que yo ‘ya trabajaba de noche.’ Poco después de cumplir 25 años mi madre me entregó las llaves de un auto. Cuando dije que gracias pero no había necesidad me contestó que a mi hermano también le había dado uno. Cuando respondí que en el caso de mi hermano era un regalo de boda, me contestó bromeando que mi regalo era porque ‘a mí no se me veía pa cuando’. La misoginia tiene muchas caras, y aveces tristemente las mujeres también la pasan. No permitamos que se valore a ninguna mujer por que tan bien llena las expectativas de otros.

Maria

En la escuela y en la casa me enseñaron que si una mujer era violada es por la manera en que se viste y como actua. Aun recuerdo cuando conté que en clase de religión la maestra dijo que la Biblia estaba escrita en leguaje simbolico y que ella pensaba que esto indicaba que el hombre y la mujer pudieron haber sidos creados al mismo tiempo, mi padre se indignó totalmente y dijo que ese era totalmente absurdo. Mis abuelos tienen un matrimonio de 63 años y mientras más pasaba el tiempo yo notaba que mi abuela guardaba mucho resentimiento a mi abuelo. Mis tios siempre hicieron caso omiso de eso y se le motivaba a participar en celebraciones de aniversario que ella prefería evitar. Yo no entendí nunca realmente porque estaba tan enojada. Hasta recientemente empece a escuchar historias de mujeres que mi abuelo ya viejo habia intentado abusar. Siempre pense que eran imaginación de mi abuela…. hasta que me pasó a mi y descubri que le habia pasado a mi madre y a mi hermana, y a muchas mujeres en mi familia. A mi me pasó ahora siendo el abuelo ya muy mayor y no se si esto se debe a demencia senil o desinhibición de una conducta que ya ejercia el desde antes.Nadie en mi familia quiere hablar al respecto y creo que nunca se hablará. Porque el sexismo es normal. Mi tia queria divorciarse de mi tio porque le golpeaba borracho casi siempre, Mi familia intervino unicamente “para que no se separaran”. El instinto de supervivencia de mi tia pudo mucho mas y se divorcio. Fue una catastrofe para la familia, mas por el divorcio que por las causas que lo originaban.. …. Puedo seguir contando mas cosas. Mi ultimo novio formal me abusaba psicologicamente y me golpeo algunas veces, irrumpió en mi casa y rompio cosas, solo porque mi vecina intervino no paso nada. Pero me abandonó cuando empezaba a ver el psicologo que le dijo que lo que hacia conmigo era abuso. Y yo lo extraño porque he sido educada para ser abusada creo.

Maya

Tengo 25 años y actualmente trabajo en una empresa que se dedica a la construcción, en la oficina donde estoy son la única mujer en un puesto. Me ha tocado escuchar todo tipo de criticas que empiezan como broma o juego para ellos. Si llego tarde es por que estaba durmiendo con algún hombre, incluso siempre se cuestionan eso; donde duermo y con quien. La manera en que visto tambien es criticada incluso si me maquillo o me arreglo el cabello, no se diga de mi cuerpo si estoy delgada “deberías comer mas” pero si comienzo a ganar peso “Seguramente metiste la pata y ya estas embarazada”. No hay igualdad, para ellos mi obligación es mantener todo limpio, baño y cocina, incluso las plantas que tenemos es mi obligación regarlas ya que para ellos eso es exclusivo de mujeres. Son comentarios de compañeros que tienen esposa e hijas, y que para sus familias son hombres educados y de una reputación intachable. Me da lastima este tipo de gente y sus formas tan estúpidas de pensar. En serio una debe soportar esas criticas? donde queda el respeto cuando solo vienes a trabajar y cumplir con tus cosas. Debo yo hacer los mismos comentarios hacia ellos? Debo rebajarme a ese nivel? No es justo Intentamos nivelar la hormona en esta oficina, pero por diferencia de peso esta ganando la testosterona.

Marisol

Aeropuerto de Monterrey. Viajo con mi novio. Un hombre mayor de la aerolínea nos imprime los boletos y, para revisar que mi nombre está bien escrito, prefiere preguntarle a el en lugar de a mi.

Alejandra

Mi papá, un hombre que consideraba educado y que nos empoderaba a sus hijas, ejerce violencia financiera contra mi mamá. Ella dejó de trabajar hace muchos años, por decisión mutua según dicen, para atender la casa. Ahora, le castiga cantidades de dinero si se enoja o si está inconforme con algo de la casa, sabiendo que mi mamá no tiene otra entrada de dinero. Además le dice que si tanto se preocupa porque no se pone a hacer algo más aparte de la casa. Esta situación me pone muy triste, porque no había percibido hassa que punto lo tenemos internalizado el machismo.